Dom, 09, mayo, 2021
Home > EDITORIAL > VISIÓN EDITORIAL

VISIÓN EDITORIAL

Goza

Por: Stibaliz RuizUrquijo

3 de mayo del 2021

A veces me cuesta trabajo, comprender el cambio que las personas tienen hacia nosotros o con nosotros, cuando todo va bien y de la nada, deja de existir esa relación, esa es la parte que no comprendo. Siempre me han dicho que no piense que los demás piensan como yo, y es cierto, uno da lo que tiene sin pensar en recibir nada a cambio, uno se alegra con los triunfos de los demás, pero los demás se apartan, se van, los que decían que estarían al pie del cañón a tu lado, simplemente se esfumaron…

Lo que yo creo es que los tiempos del Patrón son perfectos, y por algo te va quitando de caminos que ya no son para ti. No estoy diciendo que yo soy una víctima, no. Todos tenemos algo que ha hecho que alguien se retire, o simplemente uno se retiró.

Cuando estás en tiempos de bonanza sobran las amistades, de hecho vuelven amistades que tenían años de haberse ido, que tenían años de no hacerte una llamada (a veces pienso mucho en eso, se sienten porque no les llaman, pero tampoco lo haces tú; ¿Orgullo? ¿Soy una víctima? ¿Tú ego no te permite dar tu mano a torcer? Tengo dos años de estar analizando todo este tipo de modos que tenemos, incluyéndome.

Lo peor es, que cuando llegue a la conclusión de que yo también  estaba mal en no llamar, si quería saber de esa persona tan especial para mí,  tomé el teléfono… me mandaron a buzón. Eso sí fue un golpe bajo. Y más bajo, porque era Navidad. Son cosas que te van marcando, no matando, pero si  marcando en el modo de que ya no quieres que te traten así, y te alejas y viene la crítica, pero sabes que hiciste bien al retirarte aunque el corazón haya dolido.

Comprendo cuando uno tiene un motivo muy grande y decide alejarse de todos y de todo; una ruptura, una desilusión, una traición, yo lo hice y los amigos reales, que estuvieron ahí en las muy malas, comprendieron a la perfección que necesitaba mi tiempo, mi espacio, mi tiempo de llorar, reírme como loca, meterme a mis libros, a mi música, y nadie criticó, simplemente ahí estaban al pendiente de mí, no atacándome por mis decisiones, buenas o malas que haya tomado en ese momento, simplemente entendieron, comprendieron y se quedaron en la raya.

Ya que pasa el tiempo te das cuenta que tienes que seguir fluyendo, riendo, bailando, gozando, porque cuando acuerdas ¡boom! Se acabó la vida, y lo ideal es dejar en la mente de alguien o de muchos tu sonrisa, tus ganas de vivir, tu resiliencia.

Por eso vive, vive al máximo, quieres y puedes ir a comprarte una nieve, ¡ve! cómetela sentado en la banqueta, ¡es perfecto! Vas en el coche y te encanta lo que escuchas ¡súbele! Baila como si solo fueras tú por la avenida, te aseguro que le harás el día a alguien, anoche me dijeron, ¡vibra! Como la sinfonía que hace que te llegue tanto la música, y si, ¡eso es vibrar!

Da amor, recibirás amor, mucho. No te arrepientas de nada, si hiciste mal, pide disculpas, no te culpes, eso es terrible, sentir culpa, nunca te sientas menos,  sonríe más, valora más, besa más, escríbele a esa persona que se dedica a darte los buenos días a diario, carcajéate, baila, goza, ¡goza!

Por favor.

ruiz.urquijoopinion@gmail.com

 

You may also like
VISIÓN EDITORIAL
VISIÓN EDITORIAL
VISIÓN EDITORIAL
VISIÓN EDITORIAL

Leave a Reply