Mié, 16, junio, 2021
Home > EDITORIAL > PACIENCIA – TOLERANCIA

PACIENCIA – TOLERANCIA

Stibaliz RuizUrquijo

5  octubre 2020

 

Hace días escuchaba platicar a unas personas, preguntándose una a la otra: ¿otra vez por videoconferencia la reunión? Pero con un tono, de “Ya no más”, efectivamente nos encontramos cansados de estas videoconferencias que hemos venido haciendo desde marzo, por allá… nunca pensamos que la tecnología nos abrazaría de tal manera, que a estas alturas lo único que no quieres es que suene el teléfono, ya te irrita.

Pero toda esta pandemia ha dejado enseñanza mucha enseñanza, porque unos que ya no quieren ni que prenda el celular, otros añoran tener un celular o una computadora, muchos niños se quedaron sin sus clases por no tener una cosa u otra, se dé algunas madres de familia que andan a las 12 de la noche tomándole fotos a las tareas para enviarlas y que el niño no pierda la clase. No solo reconozco su entrega, también la de los docentes, que, como a muchos el trabajo se ha triplicado estando en casa.

Si, la vida nos ha cambiado mucho, mucho, a unos nos ha cambiado más que a otros, en mi caso me ha dado tiempo de pensar, lo que no había pensado en un par de años por miedo a caer en la realidad, o por no quererme dar cuenta de todo lo que ha pasado. Eso me ha dado la oportunidad de trabajar en mí, de intentar arreglar las cosas que con el tiempo les había perdido atención, me he dado a la tarea de acercarme a gente que creía perdida, a mi familia, a usar el teléfono de la casa, a reírme como loca con una caricatura que hace siglos no veía. A bailar en mi casa con el volumen a full, a disfrutar de las noticias que al menos te sacan una sonrisa, por ahora hay pocas, pero seguirán, seguirán las buenas, buenas.

Todo esto nos ha venido a re-enseñar a valorar, todo, lo mucho o poco que tengamos, hemos vuelto a voltear a ponerle atención, antes la vida parecía un tren rápido, que sólo hacía las paradas esenciales, ahora, tenemos el tiempo de pensar lo que hemos venido haciendo bien, lo que podemos cambiar (si es que estamos a tiempo) o ya no hacer cosas que te molestaban tanto, ahora tienes la oportunidad de hacer cosas nuevas, disfrutar tu casa, leer, hay muchas cosas que hacer, pero en su mayoría ponernos a recapacitar en lo que tenemos, lo que nos falta y lo que nos sobra.

Sé que tenemos muchas ganas de salir, de abrazarnos, de disfrutar de una reunión, llegará, con toda la paciencia del mundo llegará, ahorita lo que podemos seguir haciendo es llevar el ritmo no tan acelerado comparado al que vivíamos hace meses, y de verdad, agradecer lo que muchas instituciones están haciendo por nosotros para poder hacer sus aperturas y recibirnos de nuevo con los brazos abiertos. Cabe señalar que será cuestión de nosotros que al salir, continuemos con todos nuestros cuidados, porque aunque digan que ya comenzó la apertura, no significa que esto ya terminó, no. Salir ya será cuestión de nosotros, seguir intactos, después de tanto tiempo de cuidarnos, de cuidar a nuestros adultos, a nuestros niños, y estará en nosotros que los lugares a los que nos guste acudir, también seguir las instrucciones que ellos nos marquen, todos están haciendo un gran esfuerzo para que esto salga con bien.

 

ruiz.urquijoopinion@gmail.com

 

Leave a Reply