Sáb, 27, febrero, 2021
Home > EDITORIAL > LAS EXPLORACIONES «URBEX»: LA FARSA PARANORMAL

LAS EXPLORACIONES «URBEX»: LA FARSA PARANORMAL

Por: Belduque

Gracias a las redes sociales ha surgido un formato de espectáculos en video que algunos autonombrados “exploradores” o “investigadores” han explotado en los aficionados a los misterios que hoy sufren los estragos del confinamiento por la pandemia.

 

Nos referimos a las exploraciones urbanas llamadas “urbex”.


Normalmente uno pensaría que lo realizan personas preparadas, capacitadas e instruidas en materias como historia, urbanismo, geografía u otras ramas del conocimiento enfocadas al tipo de exploración que se vaya a realizar; pero no, lo hacen jóvenes sin preparación académica adecuada, y sin ninguna instrucción correspondiente a lo que se supone que deberían de saber.


Estos supuestos “investigadores” se infiltran, muchas veces sin permiso de los propietarios, en terrenos y casas abandonadas, supuestamente para mostrar las condiciones del lugar y para tratar de captar en video algún presunto fenómeno paranormal, que en realidad sólo son exageraciones que, en la mayoría de los casos, ellos mismos provocan.


De hecho, ni siquiera saben que es investigación, ni siquiera saben que, si realmente fueran investigadores, en lugar de hacer un mal espectáculo de video en redes sociales, deberían de dar explicación y solución a esos presuntos fenómenos anómalos que dicen buscar grabar.


Muchas de esas exploraciones sólo se basan en leyendas antiguas y rumores que esos mismos “investigadores” tratan de exponer, por no decir también que reinventan leyendas viejas, mezclándoles mistificación moderna de su propia cosecha, con la simple intensión de aparentar ser más misterioso su caso a mostrar en sus videos.


Ese tipo de exploraciones muchos las hemos realizado, desde hace décadas, pero no hacíamos payasadas de pseudo-investigador jugando al “cazafantasmas”, como lo hacen muchos ahora. El mostrar los mitos y leyendas de un lugar debería ser para enriquecer el conocimiento que se tiene sobre esos lugares, dándole valor a su historia, respetando esos lugares, no comportándose como un vulgar vándalo allanador.


Muchos hasta juegan a la ouija, ponen velas y hacen rituales para hacer más estrafalaria su transmisión en video, pero sólo denigran a la temática de la auténtica investigación de fenómenos paranormales, la cual se enfoca en dar explicación lógica y racional a esos fenómenos, no a transmitir un dark show de mediocre calidad.


Lo peor del caso es que algunos de esos “exploradores” hasta cobran para que la gente pueda acceder a sus transmisiones en redes sociales, o llevan a algunos de sus seguidores para que los acompañen cuando cometen los allanamientos a esos lugares abandonados en los que se infiltran para hacer sus videos.


Le dan prioridad a hacer payasadas, en lugar de hacer una auténtica exploración documental de esos lugares, como varios de nosotros lo hicimos en su momento.

 

El juego de grabar ruidos raros o sombras extrañas es a lo que se dedican esos falsos exploradores, que ni siquiera tienen la capacidad de diferenciar el ruido de un carro del ruido que llega desde afuera de los lugares en los que ellos se meten.

 

Algunos dicen que los aficionados a ver ese tipo de infiltraciones, son aquellos que de niños no los dejaban salir a jugar a la calle, y por eso ahora les emociona ver gente que se mete a ese tipo de lugares.

  
La gran mayoría de esas exploraciones “urbex” son un gran timo, y no por tener muchos seguidores quiere decir que son buenos.

 

La basura junta muchas moscas, pero sigue siendo basura, y sólo junta moscas.

 

 

http://twitter.com/belduque
https://www.facebook.com/BelduqueOriginal/

Leave a Reply