Jue, 24, junio, 2021
Home > EDITORIAL > EL ANIMADOR INFANTIL

EL ANIMADOR INFANTIL

Por: Stibaliz RuizUrquijo

Este próximo 10 de diciembre se celebra el día del Animador Infantil, yo le quiero hacer un reconocimiento a todos aquellos que se dedican a esta profesión. No es nada fácil trabajar con niños ¿por qué? Simple, si a un niño no le gusta lo que ve, se da la media vuelta y se va, sin explicación,  sin un porque, sólo se da la vuelta y sigue con algo que realmente le interese.

Admiro a todos los que han dedicado su vida a hacernos sonreír, para mí no es solo el conductor o el payaso que veo, para mí es estar viendo a ser tocado por Dios, por el don que tiene, es un don, definitivamente.

En tiempos lejanos los conductores infantiles eran cien por ciento blancos, el contenido de sus programas eran caricaturas, concursos ¿Quién no recuerda el concurso de los elásticos? ¿De romper los globos panza con panza? ¿Comernos las donas a mordidas colgando con un hilo? Qué maravilla de esa infancia que muchos de nosotros tuvimos la fortuna de vivir, viéndolos en la televisión.

Ahora es diferente, todo, es diferente, pero centrándonos en el tema, el entretenimiento infantil era muy distinto, pero no dejan de ser personas que se dedican al entretenimiento infantil.

Platicaba con una persona que se ha dedicado toda su vida a entretener a los niños, y me comentaba, que aún y que tiene más de 40 años dedicándose a los infantes, aún le entra el nervio de pensar cómo van a responder los niños, hablando de esta época en que los niños son tecnológicos. Ahora es más difícil entretenerlos, pero lo que yo le respondía era, llamas tanto la atención que el niño se queda cautivo al ver y conocer al personaje.

Es por eso que esta profesión a la que se le dedicará el día 10 de diciembre, creo que una de las más difíciles que existen, tienen que ser siempre creativos, ocurrentes, RESPETUOSOS, bromear pero no caer en lo vulgar, tener límites sin caer mal, siempre espontáneos.

En mi casa tengo un gran ejemplo de lo que estoy hablando, lo he visto durante toda mi vida trabajar con los niños y para mí en lo personal es algo muy interesante verlo hacer su trabajo, me hace vibrar, canto sus canciones, bailo, me recuerda mi infancia feliz, que él me regalo.

También he visto su lado personal y muchas veces ha salido a actuar, con el corazón roto, con una pena enorme en su corazón, con preocupaciones, pero aún y así, él da todo para hacer su trabajo y no bajar la guardia, su trabajo es hacernos sonreír y que nosotros al verlo nos llevemos un buen sabor de boca.

Si este día diez te topas a un animador infantil o a un payasito o tienes la fortuna de conocer a alguien dedicado a esto, te invito a que lo felicites por el gran trabajo que realiza, por todas las sonrisas que nos han robado, por una infancia maravillosa que nos regalaron.

Dedicada a mi Papá, y a todos los que hicieron de mi infancia, una infancia maravillosa.

 

ruiz.urquijoopinion@gmail.com

Leave a Reply